Playas

 

Resguardada en las faldas del cabo de Ogoño y rodeada de montes, la playa de Laga es uno de los arenales más hermosos de la costa vizcaína. Tiene una longitud de 574 metros, 138.499 m2 en pleamar y 424.499 m2 en bajamar.

En la playa de Ibarrangelu encontraremos complejos dunares, que están al borde de la desaparición en todo el litoral vasco, regenerados gracias a un proyecto de recuperación que se llevó a cabo hace varios años. Dichas dunas, además de proteger y fortalecer la playa, otorgan a Laga el encanto de las playas salvajes.

Este arenal abierto al mar es un sitio ideal para pasar un día tranquilo, pero, por otro lado, también reune las características idóneas para practicar deportes acuáticos como el surf, windsurf, piragüismo o paddle surf. En la misma playa encontraremos empresas de ocio y tiempo libre en las que se puede alquilar el material necesario o contratar clases con monitores expertos.

Sin necesidad de salir de Laga, en el restaurante o en los dos chiringuitos situados alrededor de la playa, podremos también comer o beber algo, pudiendo así seguir disfrutando de este bello paisaje. 

Son motivo de mención los certificados ISO 9001 (calidad) e ISO 14001 (gestión medioambiental) que posee la playa.