Playas

 

Situada en la desembocadura de la ría de Mundaka y frente a la isla de Izaro, Laida es la playa más grande de la Biosfera de Urdaibai con una longitud de 812 metros. La forma de esta playa cambia de una manera espectacular en base a las mareas; así, en un solo día, podremos verla como una gigantesca playa atravesada por riachuelos y horas más tarde pasará a ser una playa muchísimo más pequeña.

En el año 1999 se llevó a cabo un proyecto de regeneración de las dunas, con el objetivo de que la playa recuperase el aspecto que tenía en la década de los 50. Ahora ese complejo dunar se ha convertido en el cobijo de una flora y una fauna diversa y enriquecedora. Además, las dunas protegen a los usuarios de la playa del viento frío, haciendo las veces de un solarium natural.

La playa de Laida, por su tamaño, es un sitio magnífico para dar largos paseos. Por otro lado, el fuerte viento que suele soplar en la playa la caracteriza como paisaje idóneo para practicar deportes como el windsurf, piragüismo, paddle surf o vela. El surf merece una mención especial ya que desde la playa de Laida podremos acceder a la famosa ola izquierda de Mundaka.

Las empresas de ocio y tiempo libre situadas alrededor de la playa facilitan a los visitantes la oportunidad de practicar dichos deportes, ofreciendo la posibilidad de alquilar el material necesario o de practicarlos con la ayuda de monitores.

Cerca de la playa hay restaurantes y alojamientos donde podremos beber, comer o pernoctar, pudiendo así seguir disfrutando de este idílico paisaje.